Dancausa (Bankinter): «Abrir oficinas por la tarde es un despropósito».