Jordi Gual: «La situación ha empeorado, pero no necesitamos modificar los objetivos del plan estratégico».