Los empleados tendrán derecho a teletrabajar por «fuerza mayor» cuando un familiar enferme o tenga un accidente.