Santander recomienda a la plantilla que teletrabaja la «desconexión digital».